QUIROMANCIA

¿Te leo la mano chiquilla?

Sonrío al recordar a una gitana con mucho arte que se acercó a mí hace unos años en uno de mis viajes a León. Confieso que recuerdo aquella escena con mucho cariño y simpatía porque la gitana le echó ganas y un poco de teatro… pero lo disfruté como nunca.

Para quien sabe hacer una lectura de manos hay mucha información, para dar y tomar.

¿Quiromancia, quirología, quirognomia o quirosofía?

De entrada quiromancia y quirología podrían parecer sinónimas pero realmente no lo son, quirología es el estudio de la mano per se y quiromancia es el estudio de la mano con fines adivinatorios.

La quirognomia es una parte de la quirología que se ocupa del estudio de las formas de las manos, sus características, sus dimensiones y con todo ello averiguar cómo es el carácter de la persona a la que pertenece esa mano.

La quirosofía es más una interpretación de la mano de una manera filosófica la naturaleza mística  a través de las características de la mano en cuestión.

Este arte viene de muy antiguo y hay indicios ya de su existencia en la India, Mesopotamia, Egipto etc. ya 2000 años AC y hay registros incluso en la Biblia,  pero su finalidad inicial no era tanto adivinar el futuro y sí más el estudio místico e incluso con fines de sanación. Está claro que sus orígenes son orientales y a nosotros ha llegado a través de la Grecia Clásica.

¿Pero qué puede hacer la quiromancia por nosotros?

Pues lo cierto es que muchas cosas, además de darnos una visión desde el punto de vista de nuestra conciencia y nuestros estados de ánimo para reflexionar sobre ellos, de nuestras necesidades y deseos y sobre todo de la actitud que nosotros tomamos frente a las circunstancias.

A través de las manos se pueden diagnosticar problemas recurrentes en nuestras relaciones y los comportamientos tóxicos y autodestructivos que asumimos con frecuencia. Podemos conocer nuestros talentos, nuestros desafíos e incluso las posibilidades que tenemos frente a ellos. Pero ojo, a menos que seas vidente, lo que las manos no te van a decir jamás es cómo se llama el amor de tu vida ni te hablará de personas que vayan a entrar en tu vida ni cosas por el estilo.

Lo que si podrás averiguar son datos precisos que te serán de utilidad por ejemplo para centrarte solo en aquellos aspectos importantes de tu vida que puedes cambiar pues a través de las manos obtendremos mucha información sobre nuestro temperamento, personalidad, motivaciones, etc.

¿Las líneas de la mano cambian?

Pues afortunadamente las líneas de la mano cambian a lo largo del tiempo, incluso pueden llegar a desaparecer o aparecer otras nuevas. Otras sin embargo pueden darnos datos casi diarios como por ejemplo la línea de la salud.

Lo que no cambia por ejemplo son las huellas dactilares, esas son fijas.

¿Qué mano se lee cuando se hace una lectura?

Se leen ambas pues de ambas se extrae información diferente:

De la mano izquierda

Habla de nuestro yo, de las pulsiones, tensiones y recursos íntimos, de nuestro estado psicológico presente y de nuestra vida personal.

Habla sobre el lado reflexivo de nuestro carácter, de nuestro yo privado y de la psicología íntima.

Habla también de nuestras habilidades innatas, de nuestras aspiraciones y del potencial que tenemos además de nuestras predisposiciones y de los talentos que hemos heredado.

Se refleja también el Yo subconsciente.

Igualmente podremos saber acerca de las emociones profundamente arraigadas, de las visiones de vida y el amor basadas en la experiencia.

Esta mano, registra los acontecimientos que nos afectan a nivel psicológico.

De la mano derecha

Habla de nuestro yo  y sus pulsiones públicos, es decir, cómo es nuestra interacción con el exterior y con el resto de las personas que nos rodean.

Hablará de nuestro carácter pero el que nosotros mostramos a los demás.

Nos hablará de nuestras habilidades y talentos pero de aquellos que mostramos al mundo exterior y de nuestro potencial en el momento presente en el mundo exterior.

Nos habla del yo consciente.

También nos hablará de las visiones presentes de la vida y el amor basadas en nuestras experiencias.

Registrará los acontecimientos que afecten al modo en que nosotros nos desenvolvemos en el mundo exterior.

Resumiendo:

La mano izquierda reflejará el lado privado, psicológico y pasivo de nosotros mismos.

La mano derecha reflejará el lado público, relacional y activo de nosotros mismos.

En ambas manos se refleja el pasado, presente y futuro pero es esencial entender las diferencias sustanciales que hay entre ambas.

Lilian.