Ataques psíquicos y protecciones energéticas

ataques psiquicos y protecciones energéticas

Antes de entrar en detalle con el tema, creo que debería explicar un poco la Ley de Polaridad que rige nuestro universo. Con la Ley de la Polaridad el Universo despliega un mecanismo a través del cual es capaz de mantener su propio equilibrio. Si te vas a un extremo de una de las dos polaridades, la vida misma se encarga de lanzarnos hasta el otro extremo buscando el equilibrio. Por ejemplo, Si comes demasiado, luego te veras obligado a hacer una dieta estricta, si ríes hasta que no puedes más, terminas llorando y si lloras hasta que te quedas sin lágrimas solo te queda la opción de reír. No puedes valorar el don de la salud perfecta si no conoces antes la enfermedad, no puedes valorar el amor si no conoces el desamor y así con todo.

Dicho esto, podremos comprender entonces que en el Universo se mueven energías de polaridades diferentes, una polaridad positiva o de servicio a los demás y una polaridad negativa que es la de servicio a uno mismo. Y para que existan unos necesariamente deben existir los otros porque nuestro Universo se rige precisamente por el principio de la Polaridad.

¿Qué significa todo esto? Bien, para que podamos entenderlo como si tuviéramos tres años, diremos que las entidades o energías que se mueven en la polaridad positiva, son seres que usan su energía para ayudar a los demás, serian lo que llamaríamos Seres de Luz y las entidades que se mueven en la polaridad negativa pues en vez de dar nos restarían, es decir, usarían nuestra energía para nutrirse ellos mismos. De aquí podemos deducir fácilmente que el universo se equilibra porque en cada entidad, seres, energías que existan siempre habrá un 50% de polaridad positiva y un 50% de polaridad negativa en cada una de ellas y esto es así en todas las densidades de nuestro Universo.

Nosotros estamos en la tercera densidad y aquí pues lo mismo, tenemos energías positivas y energías negativas. Como mencioné antes, las positivas serían aquellas que nos ayudan, nos hacen un servicio y las negativas pues el servicio se lo hacen a ellos mismos.

Ahora que hemos sentado las bases para comprender porque esas entidades de polaridad negativa existen y están ahí molestándonos un poco pues vamos a centrarnos en ellas que es realmente el tema que nos ocupa.

Para comprender de donde proceden estos seres o entidades primero tenemos que entender que existen siete planos energéticos en relación con el hombre y nuestro sistema solar y dependiendo de la escuela esotérica que nos hable pues reciben diferentes nombres como: planos, estratos, reinos, moradas, dimensiones, niveles, mundos, regiones, etc. y podrían asemejarse a las capas de una cebolla.

El primer plano sería el físico, donde nosotros estamos, donde está nuestra realidad.

El segundo plano sería el astral, emocional o de deseos. El tercero seria el plano mental, el Cuarto el Búdhico o Intuicional, el quinto el Atmico o Nirvánico, el sexto el plano Monádico y el séptimo el plano Divino o Ádico.

Cada plano a su vez se divide en 7 diferentes subplanos. Con lo cual podemos entender que en cada plano dependiendo de la capa de subplano haya un tipo de vibración u otra. Y en cada uno de estos planos pues es lógico pensar que también viven seres no físicos que los habitan por derecho propio ya que estos planos son planos no físicos que rodean a nuestro plano real. Pero ojo, no solo habitan estos seres no físicos, también es posible que estén habitados por proyecciones de la humanidad o lo que comúnmente llamamos Egrégores.

Vamos a ver qué significa esto. Por ejemplo, cuando dos o más humanos que forman un colectivo vierten sus emociones sobre algo, por ejemplo miedo, odio, ira, violencia etc. estamos generando un conglomerado de energías formando una bola que se proyectan al plano astral y serán compartidas por un colectivo humano que resuene con el mismo nivel vibracional y se convertirán en Entidades Vigilantes. El poder de este tipo de entidades será directamente proporcional a la cantidad de personas que lo han creado y lo sostienen con sus emociones y además cada Egregor como entidad se identifica con su creador y vendrá en apoyo de quien le brinda alimento. Su alimento serán las emociones, la atención, la intención, etc. y precisamente por esto se le llama vigilante y además es una entidad inteligente que aprende y evoluciona perfeccionándose y va a reaccionar contra aquello que amenace su supervivencia o la de sus creadores. Es más, incluso dependiendo del grado de identificación que se tenga con el Egregor, este puede incluso manifestarse como si fuera una Posesión.

Si un colectivo tiene emociones demasiado hostiles el Egregor se irá convirtiendo en un ser agresivo y hostil y como se alimenta de la atención, de las emociones y de las intenciones de sus creadores pues hay una especie de retroalimentación es decir, el Egregor se alimenta de su gente y a su vez puede influir a su gente para generar esas emociones y homogeneizarlas en el colectivo. Esto puede explicar por ejemplo que personas muy normales y comunes que van a un concierto, o a un partido o a un evento de tipo multitudinario donde exista la posibilidad de “partidismo” pues se “contagien” de las emociones por ejemplo agresivas del colectivo y puedan cometer barbaridades que en su medio natural serian impensables. Por ejemplo agresiones a jugadores de un equipo deportivo contrario sin ir más lejos.

Lo bueno es que este tipo de energías negativas pueden combatirse generando la misma cantidad de energías positivas.

Bien esto sería un tipo de las entidades que nos podríamos encontrar en el astral. Luego también podríamos encontrar otras de menor importancia que serian las larvas astrales, que simplemente se engancharían a tu aura para alimentarse, para nutrirse y se enganchan a personas que tienen el mismo tipo de energías que resuena con ellas. Con lo cual, si estamos deprimidos, enfadados, iracundos, sentimos rencor, somos pesimistas, entonces estaremos atrayendo a entidades de bajo nivel que vendrían a nutrirse de las energías que estamos generando. Simplemente les estaríamos sirviendo el menú y nosotros seriamos un plato de comida apetitoso para ellos si vibramos en la misma frecuencia que ellos resuenan.

Hay Entidades algo más evolucionadas que los parásitos o larvas con capacidad para engancharse a tu aura de manera muy sutil y con capacidad para potenciar en ti el mismo tipo de energías de las que ellas se alimentan. Aunque este tipo de seres no serian demasiado peligrosos al igual que los anteriores.

Luego si hay Entidades que son bastante más peligrosas, con más poder de las que hemos tratado hasta ahora para manipular a una persona emocionalmente y mentalmente y el motivo seria el mismo, nutrirse de nosotros. Este tipo de Entidades tienen ya la capacidad de manipular el cuerpo energético y el cuerpo emocional y mental de la persona para generar todo tipo de emociones que les sirvan para alimentarse. Dentro de este tipo de entidades podríamos mencionar algunos como los seres desencarnados, los seres oscuros, los demonios etc. Estos son solo algunos ejemplos porque la escala sería muy amplia. Con algunos el trabajo a realizar para sacárnoslos de encima sería muy simple, la menos importante pues con cambiar el tipo de resonancia sería suficiente, pero con otros hay que hacerles frente, pelear y cambiar muchas cosas en uno mismo para dejar de ser su alimento.

Considero que es muy importante conocer todo esto, porque sólo si somos conscientes de lo que hay estaremos en disposición de defendernos, de protegernos o de prevenir para que no nos ocurra.

Pero sobre todo, tenemos que ser muy conscientes de que si estamos siendo víctimas de un ataque psíquico es por dos motivos que yo veo muy claros:

                El primer caso es simplemente porque buscan nutrirse de ti, sin más.

             El segundo de ellos es si tú estás haciendo un trabajo, una labor como trabajador de la Luz y aquí me incluyo y por eso me siento capacitada para hablar de ello, y estas Entidades están viendo que representas un peligro potencial contra ellas porque tienes la capacidad no solo de dejar de ser su alimento sino de desconectar a otros del sistema.

Como hemos visto hasta ahora todos estos parásitos, larvas y entidades se enganchan a nosotros para nutrirse pero lo hacen siempre de una forma sutil para que no nos demos cuenta de lo que están haciendo porque si nos damos cuenta, corren el peligro de que dejemos de ser su menú particular, su alimento. No representarían un peligro en el sentido de que se engancharían a alguna de las capas de nuestra aura para alimentarse y lo único que detectaríamos pues sería un cambio emocional para negativo porque ellos se alimentan de esas energías.

Sin embargo, cuando la persona representa un peligro para estas Entidades hacen un trabajo que pone en peligro su sistema de alimentación, bien porque sean Trabajadores de la Luz, terapeutas, sanadores etc. o porque estén haciendo algún trabajo especifico para contrarrestar ese tipo de energías que ellos están generando, entonces es cuando se produce el verdadero ataque psíquico para detenernos en nuestra labor.

Si tú estás haciendo contigo un trabajo importante para tu propia evolución, para tu despertar y haces trabajos de limpieza en ti mismo-a para que tu aura esté limpia y no dejas que se alimenten de ti pero solo trabajas contigo mismo incluso hasta es posible que te dejen en paz porque oye, lo que son las cosas, en el mundo hay otros 20 millones de personas de las que poder alimentarse.

Pero si tú estás haciendo una labor importante también no solo contigo sino también con otras personas para ayudarlas en su evolución, para que se limpien, para que se desconecten del sistema y para que dejen de ser su alimento entonces representas un peligro importante para este tipo de seres porque representas una amenaza para su subsistencia y entonces es cuando puedes ser objeto de un ataque psíquico que puede variar en intensidad.

Lo primero que tratarían de hacer estas Entidades sería el volver a reconectarte al sistema, sembrando dudas, miedos para que desistas de hacer lo que estás haciendo y vuelvas a tu estado anterior y en este estadio se verán afectados tus tres primeros chacras, que rigen la subsistencia, las emociones, los deseos y el poder.

Por ejemplo, hasta hace año y medio yo me he dedicado casi al 100% al diseño gráfico y diseño web pero llegó un momento en que por circunstancias que no viene al caso mencionar pues decidí semi-abandonar todo eso para dedicarme a la sanación y a la realización de algunas actividades en el camino de la Luz que implican dar conocimiento a las personas y ayudarlas en el camino de su evolución y en este tiempo he sido objeto de pequeños ataques psíquicos que me hacían cuestionarme si realmente yo estaba en el camino correcto, si era esto lo que yo debía hacer o debía volver a mi zona de confort y olvidarme de todo ya que mi actividad anterior me da más reconocimiento y evidentemente más dinero.

En esta fase es muy importante que tú te conozcas a ti mismo-a porque debes discernir si esas dudas que se te plantean, si esos miedos que aparecen son tuyos de verdad o realmente son inculcados por estos Seres porque realmente estás representando un peligro para ellos.

La buena noticia es que en el momento en que tú eres consciente de que estas dudas, estos miedos que están en ti no tienen un origen natural y te están siendo implementados pues automáticamente desaparecen y dejan de tener efecto.

Otro tipo de ataque ya más intenso es la potenciación de miedos y temores que tú no sabes ni que tienes porque escanean todo tu sistema energético y detectan donde hay fisuras en tu cuerpo emocional o mental y potencian esos puntos débiles con lo que de pronto te puedes ver invadido-a por depresiones, bajones, miedos super potenciados a sufrir, al amor, a la muerte, o incluso tu cuerpo puede reaccionar con malestares físicos leves etc. con la única intención de hacerte daño y hacerte desistir de tu intención. Evidentemente si trabajas en el campo de la Sanación puedes darte cuenta de esto y sanar tus puntos débiles trabajando sobre ellos.

La siguiente forma de ataque psíquico si las dos anteriores no han servido es bastante más intensa y ya van directamente a por ti proyectándote ondas de extrema baja frecuencia para alterar unas moléculas que hay en nuestro sistema nervioso y que se llaman neuropeptidos.

Los neuropéptidos actúan como neuromoduladores o cotransmisores y sus funciones actúan sobre los mecanismos nerviosos de aprendizaje y memoria, sobre la regulación de la ingesta de alimentos, sobre nuestro comportamiento sexual, sobre el dolor, sobre el control de la presión arterial, etc. Son transmisores de acción rápida y producen las respuestas inmediatas del sistema nervioso y transmiten las señales sensitivas al cerebro y las motoras hacia los musculos.

Cuando estas ondas de extrema baja frecuencia actúa con los neuropéptidos pues ponen todo nuestro sistema vital de vuelta y media provocándonos síntomas que varían desde los vómitos, diarreas, fiebre hasta cuadros de alteración de la salud bastante más importantes.

Cuando sucede esto y llegamos a este extremo, se nos hace ya necesario actuar de alguna forma para protegernos y para ello tenemos dos métodos:

Proteger nuestro aura primero limpiándola y luego reforzándola con escudos de luz proyectados astralmente y que funcionan de manera puntual mientras tú eres consciente de ello y mientras piensas en ello su duración es limitado pues sólo estará activo mientras eres consciente de que está ahí. Esto sería una protección activa porque tú eres el detonante de la protección.

Considero que es muy importante trabajar con nosotros mismos para generar una buena protección pasiva y esto yo se lo recomiendo siempre a las personas a las que he tratado. Es importantísimo trabajar sobre nuestro cuerpo físico, mantener nuestra salud en un estado optimo haciendo lo necesario para que esto sea así y ello pasa por llevar una alimentación consciente, sana, lo más meditarranea posible y hacer un mínimo de ejercicio diario. Si mantenemos nuestro cuerpo físico en buen estado y con buena salud el impacto de las ondas de extrema baja frecuencia será mínimo porque la salud de nuestro cuerpo etérico o sea nuestro aura, va relacionada directamente proporcional a la salud de nuestro cuerpo físico, de modo que un cuerpo físico en buen estado de salud tendrá un aura totalmente reforzada y sin fisuras.

Pero de nada sirve mantener en buen estado nuestro cuerpo físico si descuidamos el emocional y sobre esto he aprendido muchísimo durante este tiempo tratando con la gente directamente sobre todo en las redes sociales. Personas que su salud es estupenda pero que sus emociones están por los suelos porque sufren de desamor o celos, emociones ambas muy fuertes, se ve cómo su cuerpo emocional se ve súper debilitado y automáticamente son como buffet de barra libre con el cartelito puesto de “Abierto hasta el Amanecer”, ¿recordáis la película de Salma Hayek donde el bar en apariencia era normal y luego se llenaba de monstruos que se te querían comer… pues lo mismo.

Es preciso subir nuestro nivel vibracional tratando de eliminar todas esas emociones y balancearlas al lado positivo de la polaridad y en el momento en que lo logremos automáticamente subirá nuestra frecuencia de resonancia o nivel de vibración y por la ley de atracción del Universo nada que sea inferior a nosotros puede coexistir con nosotros.

Finalmente debemos trabajar también con nuestro cuerpo mental para completar nuestro escudo pasivo y ello lo conseguimos a través de la información y del conocimiento. Es imprescindible aprender cómo funcionan este tipo de seres o entidades para poder contrarrestarlas, porque teniendo el conocimiento, el miedo desaparece y por ende nuestro cuerpo mental se fortalece. Hecho esto tenemos los tres puntos que necesitamos reforzar completamente blindados y formando un escudo totalmente infranqueable para este tipo de entidades.

Cuando llegas a este nivel de evolución simplemente te dejan en paz porque el desgaste energético para ellos es importante y ellos tienen la misma capacidad de engancharse a ti que tú para echarlos con lo cual simplemente desisten y se van a los otros 20 millones de víctimas que hay por ahí pululando y que no tienen que esforzarse tanto para poder nutrirse de ellas.

Es importante trabajar constantemente en estos tres aspectos: cuerpo físico, cuerpo emocional y cuerpo mental porque en el momento en el que uno de ellos decae el escudo de protección natural simplemente se debilita y somos susceptibles de recibir nuevamente ataques psíquicos y ser alimento de los parásitos astrales o de que nos afecten las cargas negativas ambientales.

Alundain

Si te ha gustado por favor comparte en tus redes sociales o  suscríbete a mi canal de youtube.Muchas gracias.

Alundain en Google

Alundain en Facebook

Alundain en Youtube