Hikari No Kokyu Hô - Método de la respiración luminosa

Hikari No Kokyu Hô – Método de la respiración luminosa.

Es una técnica excelente para eliminar la tensión, liberarse del estrés  y purificar la mente y el cuerpo.

Para realizar esta técnica realizamos los siguientes pasos:

  1. Kihon Shinsei – Postura. Siéntate en el suelo, sobre los pies con la columna recta. (Esto sería la postura básica)

Si te resulta complicado, puedes sentarte en una silla con los pies apoyados en el suelo y la espalda recta o de pie igualmente con la espalda recta. Las manos deben descansar sobre los muslos si estamos de pie o rodillas si estamos sentados, con las palmas mirando hacia abajo.
Cerramos los ojos y mediante la relajación y meditación llevamos nuestra atención al Tanden (2º centro energético).

  1. Kenyoku Hô : Este método del baño seco ya lo he explicado con anterioridad. Por favor, si aún no lo conoces revisa esa parte del curso. Es la técnica para purificar la energía dentro del cuerpo, corazón y espíritu. Después de realizar este método, volvemos a la postura básica y unimos las manos en Gasshô como muestra de respeto y gratitud a lo Divino.
  2. Iniciar sesión: Levantamos los brazos con las palmas hacia arriba, (para más detalle consultar cómo conectarse al Reiki, en este mismo curso) nos conectamos a Reiki y sentimos el fluir del flujo de la energía sobre nosotros, sentimos sus altas vibraciones entrar y llenar cada espacio de nuestro cuerpo de manera impetuosa.
  1. Sintiendo la vibración de la luz bajamos las manos muy despacio y colocamos las manos sobre las rodillas o en el regazo con las palmas mirando hacia arriba. Las pondremos a modo de cuenco como si sujetaramos algo en el interior. Si estamos de pie, las manos deben mirar hacia el cuerpo.
  2. Llevamos la atención hacia el Tanden. Durante un breve espacio de tiempo mantenemos la atención en el segundo centro energético y escuchamos nuestra respiración abdominal para calmar la mente.
  3. Durante la inspiración: visualizamos que la luz entra por el chakra corona, desciende hacia el chakra 2, y desde ahí se expande hacia todo nuestro cuerpo, mientras que esto sucede, observamos como todas las tensiones se liberan y logramos llegar a un estado de relajación profundo.
  4. En la exhalación: vamos a visualizar que toda la luz que ha llenado hasta el último rincón de nuestro cuerpo, ahora sale al exterior a través de nuestra piel y expandiéndose en todas las direcciones a nuestro alrededor hacia el infinito. Con esto sentimos cómo todo a nuestro alrededor se armoniza.
  5. Repetiremos los pasos 6 y 7 las veces que sean precisas hasta que nuestra mente se haya tranquilizado hasta el punto de no sentir siquiera nuestra propia respiración, y sintiendo como si en realidad estuviéramos respirando a través de la piel.
  6. Volvemos a la posición de Gasshô. Una vez hayamos terminado el ejercicio recuperamos la posición de Gashô y lentamente volvemos a nuestro estado consciente sin olvidar sentirnos agradecidos por el estado de bienestar adquirido y sacudimos bien las manos desde las muñecas y desperezando el cuerpo con suavidad.

Esto es todo por ahora, gracias por acompañarme en la lectura.

Si te apetece, puedes Subscribirte al blog o unirte a nuestra página en Facebook Reiki Salud y Bienestar o unirte a nuestro grupo de REIKI

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar