HO'PONOPONO ~ La paz comienza contigo

HO’PONOPONO ~ La paz comienza contigo

Uno de los pilares del bienestar personal, al menos para mí, es alcanzar el nivel de paz necesario y suficiente para que todo a mi alrededor fluya en armonía.

Por lo general, las personas viven encerradas en una rueda que gira a velocidad de vértigo y con frecuencia, se dejan llevar por las emociones sin pensar, sin adquirir por completo la responsabilidad de sus actos, ya sean de palabra u obra y no se dan cuenta del daño tremendo que con esa falta de responsabilidad hacen, no solo a su entorno, sino a ellos mismos.

La paz comienza con nosotros mismos, no debemos esperar a que sean las cosas de fuera las que cambien antes para obtener nuestra paz, sino al revés.

 

Los estados alterados e inarmónicos no forman parte de tu ser natural, para mí son perturbaciones que no me permiten mantener mi estado de paz en orden. Cuando eres consciente de que eso realmente no forma parte de ti, ni de tu vida, es cuando realmente el cambio comienza. Te conviertes en un observador consciente y eliges no reaccionar y eliges soltar esas memorias, creencias y emociones en las que a veces estás atrapado, entonces es cuando comienza tu bienestar, tu cambio, tu paz.

Con frecuencia hemos oído que la mente es co-creadora del Universo, tenemos el privilegio de crear nuestra realidad y todo aquello que vemos y experimentamos y ahí es donde deberíamos tomar conciencia de nuestra responsabilidad a la hora de vivir nuestra vida, porque constantemente estamos creando el mañana y cuando aceptamos esa responsabilidad y cuando somos conscientes realmente de que nuestros pensamientos crean, entonces estamos asumiendo también que hay una parte de nuestros pensamientos creadores que son inconscientes y son ellos los que crean en cierta forma esas situaciones desagradables que pueden estar afectándonos.

Es en este momento, en el que asumimos la responsabilidad de nuestros pensamientos inconscientes, cuando debemos adquirir también el compromiso de reparar los errores que causan esas memorias erróneas que hay en nosotros.

Quiero hacer hincapié en que no se trata de buscar culpables con esto, sino de reconocer que esos pensamientos están en tu interior  y que no te das cuenta y es preciso limpiar, borrar, desactivar, cancelar para que dejen de afectar a tu vida y a todo lo que te rodea.

Evidentemente, esto no es una invención mía, es una enseñanza transmitida por los Kahuna que lleva el nombre de Ho’ponopono y cuyo objetivo es resolver y sanar los conflictos familiares, asi como de borrar las memoris, creencias y emociones en las que estamos atrapados, en definitiva, se corrige un error, se hace lo correcto.

Llegados a este punto, la pregunta lógica es: ¿Y cómo corrijo ese error? ¿Cómo reparo, borro, cancelo las memorias erróneas que hay en mí? ¿Puedo yo hacerlo o solo es algo exclusivo de los Kahuna?

Vamos por partes.

¿Quién puede realizar esta práctica?

Todo el mundo. Todos con indiferencia de cual sea su creencia religiosa o ausencia, claro está, de creencia religiosa. En Ho’oponopono se usa el concepto de Divinidad y esa Divinidad referido a Dios, al Dios que tu uses en tus propias creencias, pero si tu no crees en Dios, puedes asumir perfectamente que la Divinidad es tu Ser Superior, esa parte de ti que lo sabe todo.

¿En qué se basa o cuales son los principios de esta técnica?

Bien, es básico que tengamos intención de arrepentimiento sincero, de perdón, de agradecimiento y de amor.

Como herramientas para realizar esta  técnica, usaremos palabras gatillo que nos van a servir para corregir todo aquello que nos causa dolor y sufrimiento ya sea en el plano físico como en el mental o espiritual. Estas herramientas son un regalo de la Divinidad transmitidas por inspiración a los maestros Kahuna.

Cuando tenemos un conflicto con alguien, lo más usual es que sintamos enojo, malestar, ira, odio hacia la persona que nos causa dolor ¿Verdad? Pero en realidad, con esta técnica tenemos que ser capaces de hacer todo lo contrario, tenemos que “amar” tanto al conflicto, como los problemas, o incluso a la persona que nos perturba y cuando logramos hacer eso, estamos liberando todas las causas que atraen ese tipo de circunstancias a nuestra vida y nos provocan sufrimiento.

Cuando el dolor es grande puede hacérsenos un poco cuesta arriba asumir esto, pero si decides hacerlo, te darás cuenta de cómo vas a ser capaz de obrar milagros en tu vida y de darle un giro radical a las situaciones que te atormentan.

¿Cuáles son las palabras?

Las palabras son sencillas: ”Lo siento, perdón, gracias, te amo”.

Se puede profundizar más pero a mí me gusta la simplicidad, y aunque pueden usarse otras palabras pienso que estas cuatro contienen toda la sabiduría y toda la esencia de esta técnica.

LO SIENTO  por las memorias de dolor que comparto contigo.

TE PIDO PERDÓN por unir mi camino al tuyo para sanar.

TE DOY LAS GRACIAS porque estás aquí para mí.

TE AMO por ser quien eres.

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Si te ha gustado y quieres recibir las novedades del blog cada día en tu correo, puedes subscribirte al blog usando el formulario que hay a la derecha. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Alundain en Google

Alundain en Facebook

Alundain en Youtube