Mensaje del Arcángel Ariel

Mensaje del Arcángel Ariel

¡Arriba el ánimo!

Este es tu momento, no debes dejarte vencer por el cansancio y el desánimo. Haz acopio de energía y sigue adelante, no es momento para desfallecer.

La naturaleza del ser humano al vivir en un mundo gobernado por la dualidad es la de temer a los cambios aun cuando esos cambios supongan un ascenso positivo en sus vidas, porque alteran su estancia en la zona de confort, de comodidad pero en verdad no es momento para tener miedo, es momento para volar alto, para tomar las riendas de tu vida y tener el valor de tomar decisiones.

A pesar de que esas decisiones que se presenten en tu vida conlleven un cierto riesgo, debes valorar las nuevas oportunidades que se te presenten siempre oyendo los dictados de tu corazón y de tus propios sueños.

Debes albergar en tu corazón un sentimiento de intenso amor, acepta la ayuda mutua y la buena disposición donde se presente y trata de mantener alejados sentimientos como la contradicción y el escepticismo.

Hay algo que no debes olvidar y es que con tu actitud, con tus acciones, inspiras a otras personas además de impulsarte a ti mismo gracias precisamente a tu gran capacidad para transformar derrotas en victorias.

Para ayudarte a mejorar tu salud y tu cansancio te regalo esta receta.

RECETA DEL AGUA DE CRISTO

Si tienes oportunidad de recoger agua de un manantial cercano sería lo aconsejable, sino, agua del grifo bastará.

IMPORTANTE: Usa una botella de cristal o de plástico que no sea PET 1, este recipiente libera un componente muy tóxico que se llama Antimonio y afecta negativamente a tu salud y está señalizado en los envases de plástico con un triángulo el número 1 y la palabra PET. El antimonio se traspasa al agua desde el plástico a las pocas horas de envasado a una temperatura de 18º C y es una sustancia potencialmente cancerígena. Los plásticos seguros son polipropileno o el polietileno de alta o baja densidad.

Llena tu botella de agua. Escribe en una etiqueta adhesiva la palabra CRISTO y pégasela a la botella.

Luego, debes serenar tu espíritu cerrar tus ojos, y poner tus manos sobre la botella para disponerte a enviar tu energía en forma de pensamientos bonitos, puedes repetir una oración como el Padre Nuestro, el Ave María, o una oración de tu elección nacida del alma. También puedes enviar pensamientos con palabras hermosas amor, paz, sanación, felicidad, cristo, etc.

Pasados cinco minutos, cierra el envase y guárdalo en un sitio fresco y oscuro hasta el día siguiente. Pasadas 24 horas ya tienes tu agua lista para ser consumida.

ORACIÓN PARA SUPERAR EL CANSANCIO Y EL DESÁNIMO

Amadísimo Padre Celestial
abre tus brazos para consuelo de mi espíritu
ahora cansado y extenuado
por el devenir de mis ocupaciones y
preocupaciones diarias.

Padre Amado, lléname de tu luz sanadora
vigorizándome el alma para seguir en el camino
que tú me has marcado.

Padre querido, dame alegría
para alejar de mí el desánimo
y encarar con valor las decisiones del día.

Padre, acompáñame en cada momento
para que con tu amor y el mío
sea un faro de luz también para mis semejantes.

Gracias Padre por estar en mí

Gracias Arcángel Ariel por ser fuente de inspiración.

Nota adicional: esta oración pertenece a mi colección personal de oraciones, creadas por mi para mis dos hijos y que ahora comparto con mucho amor con vosotros y os sirvan para vuestros propios hijos, nietos y seres queridos.

Cada día os iré poniendo una oración para que la guardéis en vuestra colección especial de oraciones.

 

¿Te suscribes? Es gratis

Deseo para vosotros un dia muy bendecido, lleno de luz, paz, armonia y abundancia.

Lilian Rodríguez.