tarot el anillo de las hadas - Tippy-mun

Mensajes del Anillo de las Hadas para ti

TYPPY MUN

El naipe muestra a un duende harapiento de cabellos y barba blancos y largo. Corre entre los juncos de las ciénagas brumosas de East Anglia. Al fondo se distingue un molino de viento.

El hombrecillo es un duende de las aguas que mora en las ciénagas de los condados orientales de Inglaterra, una región que estaba en buena parte anegada hasta que se construyeron diques y canales. La comarca todavía conserva algunos antiguos molinos de viento que bombeaban el agua. De sus habitantes humanos se decía que eran extraños y poseían pies palmeados, pero temían a los duendes de los pantanos y por las noches, portando antorchas, describían círculos en torno de sus casas, profiriendo encantamientos para alejar los espíritus.

Un hombrecillo es capaz de atraer a la bruma, suscitar las enfermedades de las ciénagas y dominar las aguas. Los antiguos lugareños recurrían a él con el fin de detener las inundaciones:

¡Tiddy Mun, invocamos tu nombre

Para que ahuyentes las aguas!

Si percibían un ruido semejante al sonido que emite una avefría, sabían que Tiddy Mun los había oído y que respondería a sus súplicas. Los hombrecillos guardan asimismo relación con la fertilidad. Se depositvan sobre lajas pan y sal para solicitar de ellos una buena cosecha.

El mensaje de las Hadas hoy para ti

Cuando aparece el cordial Tiddy Mun anuncia el éxito, aunque no de una naturaleza material, y la satisfacción por la obra bien hecha. Representa a un amigo solícito y placeres inocentes.

El hombrecillo puede simbolizar a una persona auténtica en tu existencia: un joven encantador, romántico e idealista con nociones de otro tiempo sobre la galantería y la caballerosidad.

También puede sugerirte sobre que tal vez estés ignorando una situación desagradable o que en tu entorno haya un enemigo cruel, e ingrato, deshonesto y egoísta.

¿Cómo puedes trabajar con TYPPY MUN?

Si resides en un lugar cenagoso o pantanoso o cerca del agua, puedes honrar a los espíritus locales a la manera de los antiguos habitantes de las marismas. Coloca en el jardín una piedra plana en donde depositar pequeñas ofrendas como flores, guijarros, conchas, pan y sal.

Buen día,

Lilian.

Si quieres recibir diariamente las actualizaciones, puedes suscribirte al blog y recibirlas directamente en tu correo o seguirnos en nuestra página de Facebook ALUNDAIN (solo tienes que entrar y darle me gusta)