tarot el anillo de las hadas - el-alegre-robin

Mensajes del Anillo de las Hadas para ti

EL ALEGRE ROBIN

En la carta podemos ver a un duende del bosque que tiene cuernos y pezuñas y que además está tocando la flauta. En realidad, la mitad superior de El Alegre Robin es humana y la mitad inferior de macho cabrío sin embargo su mitad humana corresponde a la de un chico muy guapo. Con el sonido de su flauta hechiza a los seres humanos. Su naturaleza es lujuriosa y le gusta seducir a las chicas. Los más puritanos le veían como un demonio y por eso lo condenaron junto con los demás duendes.

Es un personaje de la Corte de Verano.

El mensaje de las Hadas hoy para ti

Cuando este duende alegre entra en tu jugada te anuncia alegría y bromas inocentes. Sin duda te aguardan aventuras, nuevas experiencias, diversiones y celebraciones.

Es probable que el Alegre Robin indique a una persona real en tu existencia: un hombre temerario, ingenioso, impetuoso e imprevisible y que siempre está dispuesto a algo que suscite animación. Muestra un carácter vivo pero odia la injusticia de cualquier clase y se manifestará contra los actos de ese tipo.

Si apareciera invertido entonces indicaría demoras, aplazamientos, irritaciones de poca monta y tal vez problemas judiciales. O Tal vez representar en tu vida a un joven intolerante, de miras estrechas, polemista y amigo de llevar la contraria por el único placer de oponerse.

¿Cómo puedes trabajar con EL ALEGRE ROBIN?

Es el espíritu jovial de los bosques. La evocación siguiente expone esata conducta:

Relájate, imagina que te hallas en lo profundo de un bosque durante la cálida tarde estival. Sigues a través del monte bajo un sendero flanqueado de flores estrelladas. El camino describe una trayectoria tortuosa en torno de árboles centenarios y de aromáticas madreselvas silvestres.

Por el aire te llegan los sones melodiosos de una flauta. Cobran más fuerza cuando avanzando por el sendero llegas a un calvero. En el centro se encuentra el Alegre Robin, un elfo sonriente con unos cuernecitos en la frente, las peludas extremidades inferiores y las pezuñas de un macho cabrío. Está sentado entre diversos animales del bosque, ciervos y venados, zorros, liebres, conejos, tejones erizos y aves. Guardan silencio y se muestran pacíficos en su presencia olvidando bajo su influencia las antiguas enemistades.

Miras asombrado y te entusiasma que sea posible tal cosa. Si lo deseas, puedes hablar a Robin y pedirle que te revele alguno de los secretos del bosque. Quizás aprendas algo de los animales congregados a sus pies, porque cada uno tiene su propia lección que enseñarte.

Cuando estés dispuesto a regresar, deja que la escena se esfume en torno de ti y retorna a tu conciencia de vigilia.