tarot el anillo de las hadas  - llamador

Mensajes del Anillo de las Hadas para ti

LLAMADOR

La carta muestra el viejo taller de una abandonada mina de estaño de Cornualles, en torno del cual vuela un cuervo. Delante aparecen cuatro llamadores: duendes pequeños y morenos que normalmente viven dentro de la mina. Portan lámparas y herramientas de minería y visten camisas y chalecos.

Los llamadores moran en las minas de estaño de Devon y Cornualles, en el suroeste de Inglaterra. Son pequeños, feos y de miembros delgados, con narices ganchudas y bocas como hendiduras, que se extienden de oreja a oreja. Ahora todas las minas están ya cerradas pero antaño los duendes guiaban a los mineros hacia las buenas vetas con golpes o llamadas a cambio de comida, tradicionalmente un pedazo de empanada de Cornualles. Pero no siempre se mostraban solícitos y a veces trataban de asustar a los mineros haciendo muecas o con danzas grotescas. Les irritaban aquellos que silbaban o soltaban tacos, a quienes castigaban con la mala suerte o una inocua lluvia de piedras.

El mensaje de las Hadas hoy para ti

Los llamadores y otros duendes de las minas son los guardianes de las riquezas de la tierra y este naipe atañe a tus bienes personales. La aparición del llamador en tu tirada denota una ganancia financiera o material y el establecimiento de unos cimientos sólidos en alguna cuestión práctica.

¿Cómo puedes trabajar con LLAMADOR?

El elemento tierra se halla regido por los correspondientes elmenteales. En la magia, la tierra se refiere a las cosas materiales y practicas, la salud y la riqueza. Para invocar la ayuda de un elemental terráqueo, haz una mezcla de media cucharadita de agujas de abeto, tres de serrín de pino, unas cuantas gotas de aceite de pachuli, media cucharadita de tréboles , una de resina de pino y media cucharadita de prímulas. Quema un pellizco de esta combinación den un bloque de carbón vegetal  y declara:

Criaturas de la tierra, os imploro que vengáis a mi y me ayudéis en mi tarea.

Cierra los ojos y relájate, imagina que te hallas en el campo de noche, rodeado de árboles. Ante ti se extiende un valle en un paisaje montañoso. A través de los árboles, al parecer de la propia tierra, surge el elemental de esta. Toma nota de su presencia y manifiéstale tu nombre. Solicita si lo deseas, ayuda con destrezas prácticas. Pasa con esta criatura tanto tiempo como necesites.

Cuando estés dispuesto a marcharte, da las gracias al elemental y vuelve a tu conciencia de vigilia.

Para complacer a los duendes has de recordar que todos los recursos de la tierra son preciados, no deben ser despilfarrados ni explotados con codicia. En cualquier situación, toma solo cuanto necesites y nada más.

Si quieres recibir diariamente la lectura diaria de tarot para guiar tu día, puedes suscribirte al blog y recibirla directamente en tu correo o seguirnos en nuestra página de Facebook ALUNDAIN (solo tienes que entrar y darle me gusta)