Namas Saddharma Pundarika Sutra

Namas Saddharma Pundarika Sutra

Un mantra debe ser recitado como llave para entrar en un estado de concentración tal que invite a la meditación más profunda que seamos capaces de hacer. No debe caerse en el error de recitarlo como aquel que recita la lista de la compra o una letanía sin sentido porque te dará igual recitarlo mil veces, que no te servirá para nada. Esto y algunas cosas más las explico en el video de ¿Qué es un mantra?. Si aún no lo has visto te lo recomiendo para que tengas una base y una idea clara de lo que es y no es un mantra.

Namas Saddharma Pundarika Sutra es uno de los mantras más poderosos que conozco y se dice que las palabras que lo componen vienen empoderadas ya desde el mismo Buda. Esto quiere decir que ya desde la fuente viene cargado con la máxima potencia y con él podremos liberar cantidades de energía enormes capaces de transformar todo lo negativo de nuestra vida y entorno, es decir, tendremos capacidad para transformar y transmutar las energías negativas e incluso dar forma a la materia y traerla a la realidad.

¿Imagináis el potencial de este mantra?

Si nos fijamos en su significado traducido del sánscrito vemos que es algo como “consagración a la flor blanca del loto del tratado de la vía maravillosa”

Me gustaría hacer hincapié en un detalle importante: la flor blanca del loto.

El loto es una flor preciosa, maravillosa, que crece en estaques, albercas, y sus raíces se abren paso entre el fango para llegar a la superficie y explosionar en esa maravilla de la naturaleza, en forma y color.

Así como el loto se abre paso entre el fango nosotros debemos limpiarnos desde dentro hacia afuera, escarbar en esta vida, vidas pasadas y paralelas para deshacer lazos karmáticos, votos de pobreza contraídos u otro tipo de votos que hayamos hecho de manera consciente o no para después florecer al igual que el loto y prosperar, abrirnos de nuevo a la vida sin mochilas adosadas y con un libro lleno de páginas en blanco por rellenar.

Así es como lo veo yo.

Se cuenta que los budas Sakyamuni y Tajo nos transmiten una Iniciación a Distancia, en el tiempo y el espacio desde el más remoto pasado, empoderando el Sutra del loto y en especial este mantra. Esto significa que se van a producir iniciaciones de manera repetida y progresiva al recitar el mantra y al estar impregnadas sus palabras de sustancia etérica, astral y mental tendrán la capacidad de ser creaciones espirituales con la peculiaridad de poder transformarse en materia y realidad. El potencial de creación y co-creación con este mantra es enorme.

Con este mantra decir que “todos somos uno” para mi gusto toma especial relevancia porque expresa no solo a nosotros como unidad sino al todo como unidad gracias a la interconexión entre todos los seres, su esencia y su realidad de vida. Somos uno con todos y todos uno con el Padre, por tanto también somos corazón y núcleo del Universo.

Recitar este mantra nos ayudará a liberarnos espiritualmente y a limpiar nuestro subconsciente (es lo que se llama biodescodificación), cambiaremos nuestra vida para mejor y superaremos los obstáculos además de ayudarnos a resolver nuestro karma.

¿Aún tienes dudas?

Simplemente ponlo a prueba, pero hazlo con conciencia y consciencia, recitándolo como se merece. Quizás te sorprenda.

Sin embargo antes de embarcarte en él debes saber que este mantra tiene dos fases de acción y si no superas la primera porque te sientas desbordado-a por sus efectos es como si no hubieras hecho nada.

Fase reactiva y de purificación.

Vas a notar que todo tu interior se remueve, piensa que lo negativo no puede convivir con la energía de Namas Saddharma Pundarika Sutra y este será el primer impacto que quizás recibas.

Es posible que afloren emociones que pensabas dormidas, llanto, ira, pena, odio, conflictos emocionales que tengas sin resolver, sueños intensos, riñas, o que afloren cargas negativas etc. Esto a nivel psíquico.

A nivel físico es del todo probable que te surjan dolores de cabeza, malestares internos, diarreas, hiperactividad, rigidez muscular, calor, frio, nauseas, cosquilleos o cuadros griposos, risa, cansancio, atontamiento, etc.

Debes saber que TODO PASARÁ.

Fase de mejoría y transmutación

Por favor, no lo dejes, sigue adelante ya que como antes mencioné si lo dejas en esta fase no te pasara nada malo, todo volverá a su ser y será como si nada hubieras hecho, ni para bien ni para mal. No pasa nada porque lo dejes pero es una pena que no avances un paso más.

Piensa que no puede haber una sanación efectiva si antes no sacamos fuera todo lo negativo.

Llegado un punto todo desaparecerá, y notaremos como toda esa energía negativa nos abandona y en su lugar damos paso a la energía positiva, que se traducirá en una gran mejoría física, mental y espiritual, nos sentiremos más felices y los cambios a nivel laboral, familiar, social, serán más evidentes y positivos.

Las cadenas que nos esclavizan se irán diluyendo con lo que estaremos trabajando también el desapego de una manera natural y no traumática, desapareciendo el dolor, la preocupación etc.

Veremos que cuando decretemos algo se irá cumpliendo cada vez con mayor celeridad. La energía concentrada y el poder de la palabra e intención expresada en forma positiva alcanzarán ahora su máxima expresión.

No es malo continuar durante más tiempo con el mantra del que se haya estipulado en un inicio, ni perder el conteo de los días pues precisamente por el empoderamiento de sus palabras y su capacidad de iniciación transmitida desde el pasado hará que solamente con recitarlo nos beneficiemos de su capacidad iniciática recibiendo los beneficios que ello conlleva.

Tiene además un efecto protector y si lo haces bien notarás cómo te vas fortaleciendo de día en día cuando lo recitas y te verás protegido con una especie de barrera psicológica frente a lo malo, no te afectará.

También puedes observar cómo tus habilidades o “poderes” se van incrementando o si hasta ahora no percibías nada especial en ti ahora tomarás más conciencia de ello y te notarás más empático con tu entorno.

Veremos además cómo energías negativas que nos rodeen en un momento dado son transmutadas casi de manera inmediata mejorando nuestro entorno y a nosotros mismos claro.

Puedes potenciar la práctica de Namas Saddharma Pundarika Sutra practicándolo en comunidad con otras personas, su poder aquí es impresionante y se multiplica.

Si tienes dificultad para recitarlo también puedes oír una grabación del mantra, al final del artículo te pondré una para que puedas practicarla en tu intimidad.

Este mantra extiende su poder curativo y transmutador no solo a ti como persona sino a todo tu entorno afectando a las personas que te rodean, situaciones que requieren de sanación etc. así que no te sorprendas si contemplas algún que otro milagrito en esa dirección.

La repetición del mantra es 108 veces Namas Saddharma Pundarika Sutra y se puede hacer en ciclos de 21, 33 o más días, según necesidad.

¿Te apuntas?

Aquí te dejo el mantra con las 108 repeticiones:

¡Disfrútalo!

Alundain